CONFIANZA Y DECEPCIÓN

Confianza

Recientemente me toco sustituir un aparato de estos que se han convertido en necesidad imperiosa en nuestros “avanzados” hogares.

Tal instrumento no había alcanzado su  vida útil, según criterio estadístico  pero……….falló. Decepción a la vista por aquello de tener que rascarme el bolsillo, además de las consabidas molestias. ¿Quién no ha sufrido decepciones con un viaje, un servicio, o con tanto aluvión material que nos circunda y que no ha cumplido con nuestras expectativas? Decepciones materiales de efímero recuerdo y que como tales, en la mayoría de los casos, no van  más allá de tener que soportar un gasto inoportuno, acompañado del correspondiente malestar.

Cosa bien distinta es cuando se trata de personas de nuestro entorno, en cuyo caso el milagro material no tiene cabida. Ello es así por la recriminación de la conciencia que nos culpabiliza de no haber sido rigurosos en el análisis a la hora de otorgar confianza  en la que debiera fundamentarse la noble relación.

Exigimos conductas y comportamientos a los demás y quizás tendríamos que ser cautelosos y exigirnos a nosotros mismos un rigor de análisis más justo y ponderado. Pensemos en  los trillones de neuronas contenidas en nuestro cerebro, y que en su mayor parte permanecen en letargo a lo largo de toda nuestra vida. Muchas de ellas  a la espera de una oportunidad para manifestarse; oportunidad que mucho tiene que ver con el transcurrir del tiempo y las diversas circunstancias que de él se derivan. A lo largo de mi vida me he encontrado con muchos casos que me hicieron dudar, por haber descargado sobre el otro desconfianza de forma exagerada, sin haber tenido en cuenta su condición evolutiva y mis propias limitaciones.

De ahí que ser cauteloso a la hora de otorgar confianza sea aconsejable, como también lo sea no excedernos en el grado de desconfianza que nos conduzca,  a decepciones por excesivo de rigor.

Buenas noches amigos.

Jgg. 11/13

Post realizado por nuestro querido Tío José Gómez (artecarracedo)

Anuncios

Nueva Caledonia – Viaje al Jurásico

Nueva Caledonia se encuentra en el Pacífico Sur, en la mayor laguna del mundo, justo a la derecha de Australia y al norte de Nueva Zelanda. Su capital es Noumea, pero la ciudad no es nada del otro mundo. En  la capital merece la pena visitar el centro cultural de Marie Tjbaou y si hay tiempo hacer una excursión a la isla del faro Amedee.

New Caledonia

En ella se encuentra, a mi parecer, una de las islas más bonitas del mundo:  la isla de los pinos (Ile des Pins), llamada así por la cantidad de pinos caledonios que hay en la misma, parece un paisaje jurásico… La puñeta es que los dos días que estuve en ella estuvo lloviendo a lo bestia…una pena…

Nueva Caledonia

Otras islas interesantes a visitar son las islas loyalti: Ouvea, Lifou y Mare, pero yo no estuve…

Nueva Caledonia

Nueva Caledonia ofrece una barrera de coral de más de 1 600 kilómetros, un océano verde esmeralda, paisajes frondosos y playas de ensueño, y …una cosa importante… es un destino caro, preparad el bolsillo 🙂

Nueva Caledonia

Un destino de visita obligada es el Museo de Nueva Caledonia, abierto desde 1971 se trata de un lugar que nos muestra todo lo relacionado con la arqueología de la isla, aquí se guardan cientos de años de culturas y tradiciones del continente oceánico.

Museo Noumea

Acabo mi recomendación, con uno de sus atardeceres, impresionantes.

Atardecer Noumea

Post realizado por Rubén

No me copies y si lo haces indica la referencia by artecarracedo

Ponche segoviano Navideño

Ya hemos superado los 300 seguidores!!!!! Muchísimas gracias por seguirnos!!!

Hace tiempo que llevo con ganas de hacer este postre, lo he adaptado un poco a las fechas, tiñendo la masa de color rojo navideño y con algún adorno.

ponche segoviano

Aqui tenéis el interior

ponche segoviano

Brazo Gitano

  • 4 huevos L
  • 100 gr. azúcar
  • pizca sal
  • 100 gr. harina
  • 1 cta. postre miel
  • 1 cta. café vainilla

Crema Pastelera

  • 500 gr. leche
  • 3 huevos
  • 100 gr. azúcar
  • 50 gr. maizena
  • 1 cta. vainilla
  • 25 gr. mantequilla

Mazapan

  • 150 gr. azúcar
  • 150 gr. almendra cruda
  • 1 clara de huevo
  • Azúcar glass espolvorear

Preparación:

Bizcocho brazo gitano:
1- Precalentar el horno a 180º.
2- Colocar la mariposa, huevos, azúcar, tinte rojo y sal, 8 min. 37º, vel.4.
3- Añadir la harina, miel y vainilla, 15 seg. vel.2 1/2. Terminar de envolver bien.
4- Extender en una bandeja de horno, forrada con papel y hornear de 10 a 12 minutos. (no más que si no se os romperá al enrollarlo) Enrollarlo en caliente, sobre el mismo papel y dejar enfriar.
Crema:
1- Aclarar un poco el vaso, todos los ingredientes y programar 8 min. 90º, vel.4. Llenar una manga pastelera y dejar enfriar por completo.

Mazapán:
1- Moler el azúcar, 20 seg. vel.10. Reservar.
2- Sin lavar el vaso, moler la almendra, 15v seg. vel.8. Despegar de las paredes.
3- Añadir el azúcar glas y la clara, y mezclar 10 seg. vel.5. Envolver en film y llevar a la nevera mientras se enfría la crema y el bizcocho.

Montaje:
1- Ir echando una hilera de crema en el borde, enrollar un poco el bizcocho y otra hilera, enrollar y así hasta enrollarlo del todo, os quedará el relleno bien repartido y no se os esparramará.
2- Espolvorear un poco de azúcar glas sobre papel de hornear, e ir estirando el mazapán con un rodillo, hasta un poco más del tamaño del brazo, para cubrirlo entero.
Meter la mano por debajo del papel y levantarlo, dándole la vuelta sobre el brazo , retirar el papel con cuidado y cortar los bordes, sometiendo bien .
3- Espolvorear abundantemente con azúcar glas y con un palo de madera, hacer las cruces, quemar con un soplete las líneas.

Fuente:http://www.juanideanasevilla.com

Alfajores de dulce de leche

Con todo mi respeto, me he permitido imitar este fantástico dulce Argentino, los alfajores. Los conocí, hace poco, un compañero argentino del master me sorprendió con una cajita de estos deliciosos dulces. Gracias Horacio!!
Como estamos cerca de navidad, los he adornado con motivos navideños.
Os los recomiendo para estas Navidades, están buenísimos y admiten muchas decoraciones.

Aquí tenéis unos bañados en chocolate negro.

20131117-225103.jpg

Otros de coco. Los de coco, los he bañado previamente de glasa de vainilla para pegar el coco.

20131117-225118.jpg

Ingredientes:

  • 400 grs de Maicena
  • 100 grs de harina
  • 200 grs de mantequilla pomada
  • 150 grs de azúcar glass
  • 2 cucharaditas de te de levadura Royal
  • 2 cucharaditas de te de esencia de vainilla
  • 200 grs de dulce de leche (lo he comprado en Carrefour, tiene que ser bastante pastosa)
  • 6 yemas
  •  coco rallado
  • chocolate para cubrir y glasa para cubrir los de coco.

Elaboración:

1.- Colocar en el vaso la maicena, la harina, el azúcar glass, la levadura. Mezclar los ingredientes primero con la espátula y luego unos segundos a velocidad 5 .
3.-Una vez que están mezclados homogéneamente, le agrego la esencia de vainilla , las yemas y la mantequilla pomada.
4.-Mezclamos primero a velocidad 6 unos segundos.
5.-Luego unos minutos a velocidad espiga.
6.-Dejamos una media hora reposando en la nevera cubierto con film.
7.-Estiramos la masa y hacemos los redondelitos con casi 1 cm de espesor. Yo los he hecho con el cubilete de la thermomix 🙂

Horneamos a 180 ºC en el horno previamente precalentado. Cuidado que no se os tuesten mucho, sacadlas claritas, unos 7 minutos. Al sacarlas tener mucho que no se rompan.

Rellenamos con dulce de leche.

20131117-234926.jpg

Sed felices!!

FARTURA E FAME

Foto:www.eldientedeltiempo.org

Parece ya no estar al último grito el caviar, el foie, la trufa, el marisco, y nuestros suculentos platos de pescados y carnes. La sofisticación ha alcanzado tal nivel que hoy podemos encontrar el oro, el nitrógeno líquido, las flores…………, como ingredientes habituales de la alta cocina adornada con las más extrañas y esperpénticas combinaciones.

Raramente se menciona, aquella cocina tradicional de nuestros abuelos, traducida en el gazpacho andaluz, las migas. La escudella catalana, el marmitako vasco, la fabada asturiana…………, el caldo gallego; para el que me voy a permitir una mención especial: un puñado de fabas rojas, un trozo de tocino curado, unas patatas en trozos menudos, verdura de temporada (berza verde o grelos, normalmente), y el UNTO.

El unto es el mantillo graso que protege y aísla el bloque abdominal del cerdo.Tras salarlo débilmente y ahumarlo, se conserva para ser utilizado durante todo el año. Es un condimento esencial que, tras ser amasado en harina de maíz, le confiere al caldo un color lechoso y un agradable sabor característico.

Tan generalizado esta su consumo en Galicia que puede afirmarse que se halla presente en la inmensa mayoría de los hogares. Es adictivo; figura en la menú de algunos restaurantes y yo siempre que puedo me tomo no una taza, sino dos, para la sonrisita del camarero de turno.

Aquí os dejo amigos el contraste entre las barbaridades caprichosas de nuestra evolución culinaria, la cocina pobre de nuestros abuelos y el desgarrador problema del hambre en el mundo.

Buenas tardes amigos. Jgg. 11/ 2013.

Acabo con una coplilla

Oh! santo pote do caldo

Dos galegos compañeiro,

Que tés nise teu bandullo

Un tesouro verdadeiro

As fabas píbedas de ouro,

Esmeraldas as berciñas

Graza ó unto io touciño

E perlas as pataquiñas;

Xeitosamente arranxado

Polas nosas mullerciñas.

Moi boas, teñades.

Post realizado por nuestro querido Tío José Gómez (artecarracedo)

Felicidades Ama!!!!

Hoy mi madre cumple un añito mas, y aunque estemos lejos, le he hecho su tarta de cumpleaños, Muchas Felicidades Ama!!!!!!!

20131110-235513.jpg

Os aseguro que es la tarta mas fácil del mundo!!!

20131111-105148.jpg

Esta hecha sobre una base de masa quebrada, un capa de caramelo,una capa de crema de chocolate y otra de nata, la nata le encanta a mi madre.

Ingredientes:

Para la masa quebrada he utilizado la de LIDL, si si lo se, ha sido vaguería pero esta buenísima.

Para la crema de chocolate:

  • 500 ml de nata
  • 350 gr de chocolate negro

Para la salsa de caramelo salado:

  •     70 g de azúcar
  •     70 ml de nata
  •     una cucharadita de mantequilla
  •     una pizca de sal

Para la nata:

  • 300 ml de nata
  • 2 cucharadas colmadas de azúcar

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180 º C

Cubrimos el fondo de la tarta con papel sulfurizado, y rellenamos con legumbres (para que la masa no suba en el horno y no pierda forma, se consigue el mismo efecto pinchando la masa muy bien con un tenedor). Cocemos la base de nuestra tarta en el horno durante unos 25 minutos. Si se tuestan demasiado los bordes, podemos cubrirlos con papel aluminio.

Sacamos, y dejamos enfriar. Desmoldamos.

Seguimos preparando la salsa de caramelo salado. Para ello, preparamos la nata y la mantequilla para que no haya retrasos cuando haya que incorporarlos a la receta. Ponemos el azúcar en un cazo a fuego medio y esperamos sin mover a que se convierta en caramelo (2 o 3 minutos). Cuando tengamos un caramelo dorado, retiramos el cazo del fuego, agregamos inmediatamente la mantequilla, la sal y la nata, y removiendo constantemente hasta obtener una salsa homogénea (cuidado porque cuando añadimos la nata y la mantequilla la mezcla burbujea mucho. Os recuerdo que no es conveniente meter el dedo en el caramelo caliente, sobre todo si queréis seguir usándolos todos en el futuro).

Dejamos enfriar un poco el caramelo antes de verterlo sobre la base de la tarta. Conservamos en el frigorífico durante una hora al menos, para que se solidifique un poco. Si el azúcar se nos tuesta demasiado y el caramelo es demasiado oscuro, es mejor desecharlo antes de añadir la nata y la mantequilla, y empezar el proceso de nuevo
seguimos preparando la crema de chocolate. Para ello, ponemos a hervir la nata en un cazo mientras que troceamos el chocolate. Cuando hierva, retiramos del fuego, y agregamos el chocolate troceado. Dejamos reposar unos minutos, y removemos hasta lograr una crema homogénea. Cuando la crema de chocolate se haya enfriado un poco, la vertemos sobre nuestra tarta que teníamos reservada en el frigorífico, y la dejamos enfriar de un día para otro.

El día que vayamos a consumir la tarta, montamos la nata. Para ello, batimos con un batidor de varillas la nata (muy fría) con el azúcar hasta que tenga la consistencia deseada (cuidado con pasarnos o se convertirá en mantequilla).

Ponemos la nata en una manga con boquilla redonda, y vamos depositando montoncitos de nata sobre la tarta. Si lo deseamos, espolvoreamos con cacao en polvo, y reservamos en el frigorífico hasta el momento de servir.

Bueno Ama, aquí tienes tu trocito, nos lo hemos comido en el trabajo para celebrarlo.

20131111-094303.jpg

Fuente:La receta de la felicidad