El abuelo

El lienzo que pinto nuestra tía Asun Fernández, es especial para nosotros porque es nuestro abuelo.
Esta pintado tal como era, un hombre rudo, con una vida dedicada al trabajo, a educar y criar a sus hijos inculcando los valores mas importantes, ser buenas personas, el valor del trabajo y que el esfuerzo, la constancia y el sacrificio son las bases para conseguir nuestros objetivos.
Esta es la riqueza que he heredado de mi abuelo el cual se tendría que sentir muy orgulloso de sus hijos.
En el cuadro aparecen mis primos Rubén y Andone y está pintado de una foto que les sacaron en la parte exterior de su casa.

20121208-111602.jpg

Pintura paisaje

Al fin viernes, pensabamos que no llegaba 🙂 y ya está aquí. Para irnos con buen sabor de boca al fin de semana os dejo otro magnífico cuadro de nuestra Tía Asun Fernández.

Buen fin de semana!!

Diego de Rivera por Asun Fernández

El muralismo mexicano ha sido un movimiento artístico que surgió a comienzos del siglo XX, uno de los representante principales fue Diego de Rivera.

Pintor caracterizado por plasmar en sus obras un gran contenido social mostrando todas las clases y razas sin distinción común reflejo del realismo de su patria y con pinturas con colores muy vivos.

En el plano personal tuvo una vida amorosa bastante agitada y prolífica, destaca Frida como la mujer que mas quiso en su vida según declaraciones del pintor.

Nuestra Tía Asunción Fernández pinto varios cuadros de este magnífico pintor que os iremos mostrando en futuros post. Os muestro una de las obras que pinto para nuestra prima Ana y nos ha cedido para que podáis disfrutarla.

El gallo

Cuenta una leyenda que un peregrino llegado de tierras gallegas se disponía a hacer el Camino de Santiago y encontrándose en la ciudad portuguesa de Barcelos, ciudad del norte de Portugal, fue acusado de robar una cantidad de plata. Juzgado y condenado a la horca, como última voluntad pidió y le fue concedido presentarse ante el juez y suplicar el perdón por su pena.

Cuando la comitiva con el preso llegó a casa del juez este se encontraba degustando su almuerzo y en la mesa tenía un gallo asado, el peregrino argumento ante el representante de la justicia su inocencia, se defendió diciendo que si era inocente, el gallo que había en la mesa se levantaría y cantaría. Todos los allí presentes se burlaron de la ocurrencia del condenado y este fue conducido al patíbulo, pero cuando el juez se quedó solo, el galló resucitó y cantó. El juez viendo aquel milagro como una prueba de la inocencia del hombre,perdonó al peregrino.

Según la leyenda, el gallego volvió años más tarde para esculpir el crucero del Señor del Gallo que ahora se encuentra en el Museo Arqueológico de Barcelos.

Este no es el gallo portugués de Barcelos, pero es un magnífico gallo de corral con su pose típica orgullosa y arrogante 😉

Fue pintado por nuestra Tía Asun, era un cuadro que le encantaba y se sentía muy orgullosa de haberlo pintado. Es precioso verdad?