Verona la ciudad del … amor ?

Primero, pedir disculpas a mi primo Rubén poseedor de la categoría de viajes por inmiscuirme bajando el nivel de nuestros post de viajes, espero me perdonéis por ello.

Verona ha sido uno de los sitios que he visitado en mis pequeñas vacaciones. He ido desde Bolonia, salen trenes frecuentemente y se tarda aproximadamente hora y media.

20130507-142431.jpg

Nada mas salir tenéis una estación de autobuses pero se puede ir perfectamente al centro dando un paseito. Fuimos directamente pasando por su Piazza Porta Nuova a ver el Arena. A ver, esta en muy buen estado de conservación pero… desluce bastante verlo lleno de focos y sillas preparando el próximo concierto.. la entrada 6 euros.

20130507-145340.jpg

Verona, ha sido declarada por la Unesco patrimonio de la humanidad. Podéis ver una gran cantidad de iglesias, palacios y plazas que os dejarán boquiabiertos.

20130507-142519.jpg

Y también podeis visitar la casa de Julieta.

La casa de Julieta, estaba repleta de gente intentando sacarse fotos en la estatua de una lastimada Julieta tocándole su desgastadísimo pecho derecho que según la tradición es para “ligar” .

Además os encontrareis un muro lleno de corazones, pintadas y garabatos, que desde luego evocar el amor, no lo hace mucho. Y alli en la casa, al lado de la estatua de Julieta, nos encontramos el balcón, al cual se puede subir previo pago de 6 euros creo recordar (aqui es donde se te acaba de romper el amor).

Todo esto salpilcado de las pequeñas tienditas de recuerdos que venden corazones, delantales con corazones, dulces en forma de corazón… empacho de tanto amor…

Quizás os he roto toda la magia que esperabais encontrar en la casa de Julieta, pero mejor no hacerse falsas expectativas. Os ahorro las fotos del lugar.

20130507-151244.jpg

Es cierto, que como fan de la repostería que soy me he centrado, además de pasear por sus calles, en los dulces que se mostraban en los escaparates. Mirad que preciosidad me encontré.

20130507-142847.jpg
20130507-142404.jpg

Ciudad escogida por Julio Cesar para su descanso, esta rodeada de cierta magia vivida en tiempos anteriores que ahora cuesta imaginar con la cantidad de turistas que la visitan. Siempre puedes intentar perderte entre sus calles huyendo del ruido, aunque es difícil no os lo voy a negar.

Es probable que al leer mi post os pueda dar imagen de enfado o altamente negativa, pero una ciudad como Verona, con tanta historia a sus espaldas, me molesta sea tan explotado el tema de Romeo y Julieta que es un patraña.

Así que si vais a visitar esta maravillosa ciudad, ir directamente a visitar sus bellezas artísticas y ahorraros el mal trago de ver el gancho del “amor”.

20130507-151230.jpg

Santorini: La isla más bella del Mediterráneo

Santorini forma parte del archipiélago griego de las Cícladas. Esta isla de origen volcánico tiene actualmente forma de media luna debido a que hace 3.600 años hubo una tremenda explosión que hizo desaparecer gran parte de la misma.

La explosión fue de unas dimensiones descomunales, mucho mayor que la de Krakatoa en Indonesia. Según apuntan algunos científicos esta explosión produjo el declive de la civilización minoica e incluso se atreven a atribuir el origen de las 10 plagas que sufrió Egipto en tiempos de Moisés, no a una actuación divina, sino a la enorme explosión de la isla y a los efectos causados por la misma.

La forma mas rápida de llegar a Santorini es el avión, pero otra interesante opción es el ferry. El trayecto desde Atenas dura unas 7 horas y se suelen realizar paradas en los puertos de las islas vecinas (Naxos, Paros, etc.). Merece la pena llegar en barco a Santorini solamente por contemplar esa primera vista de la isla, con sus pueblecitos blancos en la cima colgando al borde de la caldera.

Y uno de esos pueblecitos es Thira, que en realidad, es la capital de Santorini. Thira es el típico pueblo griego de estrechas callejuelas, con casas blancas de puerta y ventanas pintadas de azul añil y vistas de vértigo al inmenso azul del mar Egeo.

Otro de los pueblos más populares de la isla es Oia. Este pueblo está en la punta norte de Santorini y desde él dicen que se pueden contemplar los atardeceres más bonitos de la isla.

Recomiendo la caminata desde Thira a Oia, son unos 8 Kilómetro de recorrido por la caldera del volcán y atravesando pueblecitos como Firostefani. Las vistas son en todo momento magnificas.

También es recomendable visitar la isla de Thirasia, que antiguamente formaba parte de la isla principal y que tras la gran explosión quedó aislada al oeste de la actual isla de Santorini, y la isla de Nea Kameni, que es el cráter volcánico que ha vuelto a resurgir con erupciones posteriores a la gran explosión, en lo que antes era el centro de la isla.